Condenan a un agente por agredir al secretario del SUP tras una manifestación

Representantes del SUP con la denuncia llevada a Fiscalía FOTO: MADERO CUBERO
Un juez de Sevilla multa a un militante del sindicato policial UFP al considerar probado que le dio un puñetazo a un compañero que había denunciado que estaba cobrando un plus de más

El Juzgado de Instrucción número 12 de Sevilla ha condenado a un responsable del sindicato Unión Federal de Policía (UFP) en Málaga por agredir y ocasionar lesiones leves al actual secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Córdoba, Eduardo Mohedano, según ha informado este último sindicato a través de una nota de prensa. Según consta en la sentencia, el condenado tendrá que pagar 210 euros al agredido y una multa de cuatro euros diarios durante un mes.

Los hechos se remontan al 29 de septiembre de 2012 en la Plaza de España de la ciudad de Sevilla. El secretario cordobés del SUP asistió ese día a una manifestación convocada por una plataforma de funcionarios formada por policías locales, bomberos, y miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Una vez finalizada la manifestación y cuando la delegación del SUP Córdoba se dirigía a tomar los vehículos para su regreso a Córdoba, “el agresor llegó por la espalda y tras tocar al agredido en el hombro este se volvió recibiendo un puñetazo en la mejilla y en el labio, del que tuvo que ser asistido en una clínica sevillana previo a la interposición de la correspondiente denuncia que se realizó en la comisaría del distrito centro de la capital hispalense”, según describe la nota de prensa.

El SUP, sindicato mayoritario en el Cuerpo Nacional de Policía, venía meses atrás denunciando que había liberados de la UFP “con su puesto de trabajo tanto en Ceuta como en Melilla, cobrando el correspondiente plus de peninsularidad y estaban trabajando en Andalucía. Concretamente el agresor vive en la provincia de Málaga y ha estado destinado en esta situación, beneficiándose del plus económico correspondiente”, insiste el sindicato.

Uno de los testigos que presentó el agresor (actual secretario general de la UFP en Andalucía) según consta en los fundamentos de derecho no fue testigo y quiso ayudar al denunciado. También asistió como testigo del agresor un representante de UFP Córdoba, si bien la jueza no estimó ni tan siquiera oportuno tomarle declaración ante los hechos consumados.

“Este comité provincial siente una gran vergüenza al ver la actitud de algunos policías y a la vez siente la satisfacción por esta condena ya que aquí queda constancia de la actitud de unos representantes sindicales y de otros”, concluye el comunicado del SUP.

Etiquetas
stats