Condenados a 37 años los nueve agresores que apalearon a cuatro guardias civiles

Vehículos de la Guardia Civil en Córdoba | MADERO CUBERO

El Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba ha condenado a un total de 37 años de prisión a los nueve acusados de agredir y apalear a cuatro guardias civiles en Puente Genil, según ha informado a través de una nota de prensa la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Los hechos ocurrieron el pasado 9 de marzo cuando los agentes resultaron heridos por la agresión de un numeroso grupo de personas que intervinieron para evitar la detención de un requisitoriado, que logró huir.

“Al día siguiente durante un acto institucional el Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, dijo que le trasladaba a los agredidos su solidaridad y apoyo. Sin embargo una vez más fue AUGC quien realmente estuvo desde el primer momento junto a los guardias civiles, facilitándoles el asesoramiento y la representación se sus servicios jurídicos”, defiende este colectivo.

El juez ha condenado a nueve vecinos de dicha localidad –cinco hombres y cuatro mujeres– como autores cada uno de un delito de atentado, de cuatro delitos leves de lesiones, y un delito de quebrantamiento de condena, a penas que suman 37 años y seis meses de prisión –el que menos tres años y el que más siete años– , así como a indemnizar a uno de los agentes por las lesiones sufridas, quedando pendientes las acciones civiles de los otros tres agredidos porque aún se encuentran en periodo de recuperación.

Los hechos tuvieron lugar cuando los guardias civiles intentaban detener en la calle Bailén de Puente Genil a un individuo sobre el que pesaba una orden judicial de ingreso en prisión, el cual comenzó a propinar golpes y patadas a los agentes, mientras que otro de los acusados empujó a uno de los guardias contra una puerta de cristal para evitar que le pusiera los grilletes al requisitoriado y le propinó un fuerte puñetazo en la cara a otro de ellos, según señala el fallo judicial.

A pesar de ello los agentes continuaron intentando introducir al detenido en el vehículo policial, mientras les daban patadas y puñetazos y uno de los agresores gritaba “bajar para abajo, que se lo llevan, a esta gente hay que matarlos, os vamos a matar, de aquí no salís vivos, salid, que se lo quieren llevar, echadnos una mano joder, que no se lo lleven estos hijos de puta”. Inmediatamente bajaron de las viviendas entre 25 y 30 familiares y vecinos, insultando, amenazando y agrediendo a los guardias civiles con fuertes puñetazos y patadas, tirándolos al suelo y arrinconándolos contra la pared, hasta conseguir que huyera el detenido.

“AUGC lleva años denunciando que Puente Genil es una de las localidades de esta provincia que registra más agresiones a guardias civiles, y reclamando que se adopten las medidas necesarias para atajar una situación tan preocupante, empezando por un incremento considerable de la plantilla y dotación de los medios materiales necesarios”, sellan a través de una nota de prensa.

Por ello, no es sólo “apoyo y solidaridad” lo que “los guardias civiles esperan del Secretario de Estado de Seguridad, sino la mejora de sus condiciones laborales, pues de su departamento depende precisamente”, exponen.

Etiquetas
stats