La CHG reactivará la central de Navallana, parada desde 2010

Vista aérea del pantano y la central de Navallana.
La hidroeléctrica dejó de funcionar tras las fuertes precipitaciones

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, va a reparar la central hidroeléctrica de San Rafael de Navallana (Córdoba), dentro de un plan que recuperará la actividad en centrales de Sevilla, Córdoba y Jaén, informa el Gobierno a través de una nota de prensa.

La central dejó de funcionar bajo la tutela de la Junta de Andalucía tras las fuertes precipitaciones que se originaron en diciembre de 2009 y enero de 2010 provocaron la avería de esta central y nunca más se reactivó porque también se cortocircuitaron algunas bobinas. La puesta en marcha de esta infraestructura no se prevé hasta finales de 2013 por la complejidad de la actuación.

Además de Navallana, se van a reparar las centrales de Huesna, en Constantina y Salto del Molino del Guadalén, en Vilches (Jaén). La CHG encontró las tres totalmente inutilizadas en el momento en que el Estado recuperó las competencias sobre la gestión del Guadalquivir. La generación de energía y los beneficios que el Organismo de cuenca obtendrá con la reactivación de estas centrales hicieron que esta actuación se convirtiera en fundamental para el actual equipo de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Esta operación, que se ha iniciado ya y que se espera su completa finalización en diciembre de 2013, se está llevando a cabo a través de una inversión que supera los 723.000 euros (para las tres centrales), aunque una vez que todas se encuentren operativas, el Organismo de cuenca espera obtener unos beneficios de unos 2,2 millones de euros anuales con la venta de la energía obtenida.

Etiquetas
stats