Un centenar de afectados ratifican la demanda contra la agencia de viajes que los dejó en tierra

Concentración ante la puerta de la agencia de viajes | MADERO CUBERO

Alrededor de un centenar de personas afectadas por el cierre de la agencia de viajes Wiajera que los dejó en tierra y sin poder volar pese a tener pagados sus billetes han ratificado la denuncia interpuesta por estafa contra esta empresa. Este próximo jueves 7 de febrero concluye, precisamente, el plazo dado por el juzgado para ratificar dicha demanda, según han señalado fuentes próximas al caso a este medio.

Fue en octubre de 2018 cuando los afectados se encontraron con que, de un día para otro, la agencia de viajes echó el cierre. Dejó entonces a decenas de afectados sin poder viajar y con los billetes pagados desde hacía meses.  En su mayoría se trataba de personas migrantes originarias de Latinoamérica que perdieron su dinero y no pudieron viajar.

La asociación de consumidores Facua también denunció el fraude a estas personas que habrían llegado a pagar más de 1.500 euros, en algunos casos, por la compra de unos billetes para hacer un viaje a su país de origen que no pudieron realizar.

El modus operandi de esta agencia viajes consistía en cobrar a los afectados por la reserva de los billetes, llegando incluso a entregar un justificante para dar más credibilidad a la compra, aunque la empresa nunca llegó a pagar y formalizar con la compra de los pasajes con la compañía aérea o la empresa mayorista.

El local de la agencia, que se encontraba en la plaza Antonio Fernández Grilo s/n, de Córdoba, apareció cerrado y con un cartel de ‘se alquila’. Ante ello, los afectados se manifestaron en varias ocasiones en la puerta de la agencia para pedir una respuesta y, finalmente, demandaron a la empresa.

La Policía Nacional detuvo a uno de los dueños de la empresa, acusado de un presunto delito de estafa. El hombre pasó una noche en la Comisaría de Campo Madre de Dios y fue puesto a disposición judicial y posteriormente en libertad. El caso estaba siendo instruido por el Juzgado de Instrucción número siete de Córdoba.

Etiquetas
stats