El Campo de la Verdad exige unas instalaciones dignas

Fachada del Estadio San Eulogio | MADERO CUBERO
La Plataforma Fray Albino Campo de la Verdad entrega 2.373 firmas en el Ayuntamiento reclamando una solución para recintos que se pudren como San Eulogio y el Polideportivo de la Juventud

Lo suyo es una reivindicación con solera. Los gritos de protesta pasan de padres a hijos sin que nadie haya visto nada distinto a una realidad vergonzante: instalaciones emblemáticas se caen a pedazos sin que nadie parezca mover un dedo para evitarlo. El Estadio San Eulogio y el Polideportivo de la Juventud, dos escenarios míticos en la historia del deporte local, se han convertido en una triste metáfora del estado de abandono que padece el Campo de la Verdad. “En materia de instalaciones somos la zona de Córdoba con peor dotación. No tenemos nada. Los clubes se hunden y los jóvenes se encuentran sin la salida educativa que proporciona el deporte”, explica Manuel Frías, uno de los representantes -el otro es José Antonio González- de la Plataforma Fray Albino Campo de la Verdad. La Asociación de Vecinos de Guadalquivir Fray Albino Campo de la Verdad ha encontrado aliados en la Asociación de Vecinos La Mirada del Sur o en los padres de los niños del club y la Escuela Fray Albino en una campaña de recogida de firmas para protestar por esta situación. Muchos comercios de la zona se han sumado a la iniciativa. Al final se han recogido 2.373 rúbricas para un escrito que ya se presentó en el Ayuntamiento. Las demandas no suenan a nuevo, desgraciadamente. Un paseo por el Campo de la  Verdad y un vistazo al estado de sus instalaciones deportivas resulta un viaje a tiempos pasados.

“Nuestro objetivo no es otro que la igualdad de derecho con otros barrios y contar con unas instalaciones dignas para poder mantener una vida deportiva y social junto a los vecinos del Distrito Sur, sin necesidad de tener que desplazarnos de nuestro barrio”, apunta el documento entregado en Capitulares, en el que también piden “que se desbloquee la situación del Pabellón de la Juventud”. “Desde esta plataforma no pedimos nada que no sea posible”, dicen los vecinos del barrio, que lamentan que el polideportivo esté sin uso desde hace más de quince años. La lucha por la rehabilitación de San Eulogio lleva abierta desde hace más de una década.

“Esas instalaciones pertenecen a un banco privado, BBK Cajasur, pero también tenemos en cuenta que en el año 2005 se firmó un acuerdo por parte de la alcaldesa, Rosa Aguilar, y el presidente de la entidad financiera, Miguel Castillejo, por el cual se iba a instalar césped en 10 campos de fútbol durante un periodo de cinco años”, recuerdan. El resto de las barriadas consiguieron que se remodelaran sus recintos deportivos. En el Campo de la Verdad no sucedió nada. En 2009 expiró el plazo y desde entonces han transcurrido siete años más. La situación del recinto es ruinosa. “Denunciamos que sus muros de cerramiento de instalaciones corren el riesgo de derrumbarse, además en una zona de calles peatonales y cercanas a centros escolares como Mercedarias y Fray Albino, por lo que pasan niños”, apunta.

A mediados del pasado mes de abril, los grupos municipales del Partido Socialista, IU-CA, Ganemos, Ciudadanos y Grupo Mixto firmaron una enmienda en el Pleno en la que mostraban su “compromiso absoluto para que el Distrito Sur tenga unas instalaciones deportivas acordes con el núcleo de población a las que deben ir dirigidas”, al tiempo que instaban “al equipo de gobierno a consensuar, a la mayor brevedad posible, con Cajasur una solución a la situación de deterioro que sufre el campo de fútbol de San Eulogio”. “Las obras que Cajasur haya de acometer para dejar en condiciones adecuadas de uso San Eulogio serán consensuadas con el Consejo de Distrito Sur, el Club Deportivo Fray Albino y el IMDECO”. Desde entonces, nada se ha movido. En el Campo de la Verdad se ha parado el tiempo. “Sólo queremos poder hacer deporte como en los demás barrios, nada más”, dice Manuel Frías.

Etiquetas
stats