Un cambio en la ley permitirá a 21 parcelaciones de Córdoba obtener luz y agua

Parcelaciones en la zona de Las Quemadas | TONI BLANCO

El próximo mes de marzo, el Pleno del Parlamento de Andalucía discutirá un cambio en la normativa de la Ley de Ordenación Urbana de Andalucía (LOUA) que permitirá a un total de 21 parcelaciones de Córdoba construidas de manera irregular en los últimos 40 años puedan disponer de servicios de luz, agua y hasta saneamiento. El Pleno discutirá una propuesta planteada por el propio Ayuntamiento de Córdoba, a través de la Gerencia de Urbanismo, consensuada con el Consejo del Movimiento Ciudadano y pactada entre IU y el PSOE. Está previsto que a la propuesta se incorporen los cinco grupos con representación parlamentaria.

Ahora, para que una parcelación pueda tener servicios básicos necesita haber superado varios trámites. Primero, reunir a todos los vecinos en una junta de compensación, después redactar un proyecto de reparcelación y finalmente aprobar el de urbanización. En Córdoba, los grandes problemas están en el proyecto de reparcelación, donde se tienen que poner de acuerdo decenas de propietarios y pasar por el Registro de la Propiedad.

Este martes, el presidente de la Gerencia de Urbanismo, Pedro García, ha anunciado la propuesta y ha defendido su trabajo para lograrlo. A partir de ahora, la Gerencia trabajará en la redacción de una hoja para que “lo antes posible” se puedan “resolver” la situación de muchas parcelaciones en cuanto entre en vigor la normativa. Lo primero será la aprobación por parte del Parlamento y su entrada en vigor una vez que la nueva normativa sea publicada por el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

“Planteamos que se pueda hacer un programa especial para la reducción del impacto ambiental, territorial y en la salud”, señaló en su día el gerente de Urbanismo, Emilio García. Esto es una “figura nueva que es prácticamente un proyecto de reparcelación. Así ya podrían engancharse con la licencia provisional que contemplaba la modificación de la ley de este verano”, detalló. Luego quedaría pendiente el proyecto de urbanización como trámite final, para que la parcelación fuera totalmente legal. Ahí acabaría el proceso y las parcelaciones ya sí se convertirían en suelo urbano.

Pedro García insistió en que no se podrán acoger a esta regularización parcelaciones construidas en suelos de especial protección o inundables. Es el caso del entorno del aeropuerto, los alrededores del yacimiento de Medina Azahara o algunos lugares de la Sierra. También destacó que el objetivo es poner fin a lo que empieza a ser “un problema medioambiental”, ya que muchas parcelaciones no disponen de servicios de saneamiento adecuados y están empezando a generar conflictos “sobre todo en épocas de sequía”.

Etiquetas
stats