La cámara 'ponemultas' regresa a Alfaros para Año Nuevo

.

No solo se reabre el tráfico de autobuses, interrumpido en el entorno de la calle Capitulares desde el pasado mes de agosto. También regresa el tráfico de taxis, residentes y hasta los turistas que se alojen en los hoteles de la zona. El Año Nuevo llega a Córdoba, por tanto, con el regreso de la llamada cámara ponemultas, que se traslada del lugar donde llevaba años instalada, el cruce de Capitulares con Diario de Córdoba, a la esquina de la calle Alfaros con la calle Isabel Losa.

El 3 de enero es la fecha fijada por el Ayuntamiento de Córdoba para que regrese el tráfico al entorno de Capitulares. Ese día, volverán los autobuses a la plaza de las Tendillas. Así, el desarrollo de la obra Capitulares permitirá la apertura parcial de la calle. El tráfico podrá subir desde Alfaros hasta Alfonso XIII (la calle vuelve a cambiar de sentido), girar por Diego de León hacia Tendillas, buscar Claudio Marcelo (que también cambia de sentido) para llegar a la esquina de Capitulares con Diario de Córdoba y San Fernando (que recupera el sentido original del tráfico).

El Ayuntamiento previó en su primer plan de tráfico retraer la cámara ponemultas, que solo permitía el tránsito a quien tuviera tarjeta Acire, hasta la esquina de la calle Alfaros con Isabel Losa. De esta manera, el tráfico libre (sin tarjeta) podría entrar por Alfaros pero desviarse hacia Santa Marina y volver a salir.

El traslado tiene un problema: ¿qué hacer con los nuevos residentes sin tarjeta anterior que se ven afectados por la cámara? Estos residentes son los que para entrar a sus viviendas tienen que pasar por Alfaros. Por ejemplo, los que acceden desde Alfonso XIII hasta Carbonell y Morand y salen de nuevo a Colón por la plaza de las Doblas. Muchos de estos residentes ya tienen tarjeta, pero otros no. Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que se trabaja porque puedan tener permiso para pasar con su vehículo antes de que acabe el año y en caso de que no diera tiempo dar una especie de moratoria para que no fueran sancionados.

Además, la apertura parcial al tráfico de esta zona centro descargará también el acceso que se estaba haciendo ahora a la zona de las Tendillas por un pequeño tramo de Cruz Conde desde la plaza de Chirinos. También hará que Claudio Marcelo recupere parte de la movilidad perdida durante los casi seis meses que dura ya la obra de la calle Capitulares.

Por otra parte, estaba prevista la construcción de una parada de autobús en la calle Claudio Marcelo. La empresa adjudicataria de la obra (que consiste en trasladar la parada actual a la otra acera) llegó a cortar con vallas toda la zona, lo que provocó el malestar de los comerciantes. La mediación del Ayuntamiento ha hecho que la obra se vaya a desarrollar después de las fiestas y que para ejecutarla, en principio, no haya que cortar totalmente el tráfico, sino solo un acerado.

Poco a poco va llegando el final de la obra en la calle Capitulares, aunque la entrega definitiva de la construcción se demorará probablemente hasta mediados o finales del próximo mes de febrero. Actualmente, la constructora casi ha concluido la pavimentación salvo en la zona justo enfrente de la entrada actual del Ayuntamiento. En breves fechas iniciará también unos trabajos complementarios de sustitución del actual pavimento de la planta baja de Capitulares. Entonces, la entrada al edificio municipal tendrá que hacerse desde el centro de interpretación del templo romano en su entrada por la calle María Cristina.

Etiquetas
stats