El cadáver del militar muerto en Líbano llega a Córdoba

El féretro del soldado Soria en el aeropuerto de Córdoba |MADERO CUBERO
El cuerpo el cabo Francisco Javier Soria Toledo ha sido recibido con honores en el aeropuerto

El cadáver del cabo Francisco Javier Soria Toledo, militar de la Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano, ha llegado a Córdoba Córdoba. El cuerpo ha llegado al aeropuerto a las 16.09 en un helicóptero militar que lo ha trasladado desde la base de Morón de la Frontera (Sevilla), donde llegó procedente del Líbano. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha encabezado la delegación que ha recibido los restos del militar que estaba casado, tenía 36 años y era natural de Málaga. Su esposa está embarazada. En el aeropuerto le esperaban ella, su madre, su padre, su hermana, sus suegros y una cuñada.

El cabo Soria falleció ayer por la mañana a causa de un bombardeo de las fuerzas armadas de Israel. El Tsahal -acrónimo en hebreo de las Fuerzas de Defensa de Israel- respondía así fuego de Hezbolá -milicia chií del Líbano-. Este soldado formaba parte de la misión de paz de Naciones Unidas en la frontera entre el Líbano e Israel, para dar cumplimiento a la resolución 1.701 de la ONU. Al parecer, el militar habría muerto alcanzado por proyectiles a unos 20 kilómetros de la base Cervantes en la que están desplegados desde 2006 los militares españoles.

En el aeropuerto de Córdoba, el cadáver ha sido recibido con honores militares y ante una extensa comitiva presidida por el propio ministro de Defensa, responsables del Ayuntamiento, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Rafaela Crespín, la delegada del Gobierno, Carmen Crespo, y diputados del Congreso, como Rosa Aguilar.

En el aeródromo se han vivido escenas de intensa emotividad. La mujer del cabo fallecido, embarazada de casi nueve meses, se levantó de la silla en la que esperaba para besar el féretro, antes de que partiera hacia el Instituto Anatómico Forense, de Córdoba, donde se le practicará la autopsia. En el aeropuerto, compañeros militares del cabo fallecido no podían contener las lágrimas.

El funeral oficial se oficiará mañana. En principio, será a las 11.00 de la mañana en la explanada Cervantes de la base militar de Cerro Muriano, en la que estaba destinado el cabo fallecido. El funeral estará presidido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés.  En el acto de despedida, el cabo malagueño será condecorado con la orden al mérito militar con distintivo rojo.

Según publica la prensa árabe y algunos corresponsales extranjeros que ayer pudieron acceder a la zona, el militar malagueño murió alcanzado por una granada que explota antes de tocar el suelo, lanzada por los soldados israelíes. El cabo resultó herido. Durante varios minutos los servicios médicos españoles no pudieron acceder a su posición, por el intercambio de hasta 30 proyectiles. Cuando lo hicieron no pudieron si no certificar su muerte. La prensa asegura que el objetivo de Israel era cortar la salida del comando de Hezbolá que le había atacado y que los militares conocían perfectamente la posición en la que estaban los cascos azules españoles. La ofensiva israelí se retomó un par de horas después. Durante ese tiempo, los soldados cordobeses estuvieron bajo el fuego cruzado.

Etiquetas
stats