Bajas laborales: obligaciones de empresa y empleados

.

La baja laboral es un derecho que tienen todos los trabajadores pero que, sin embargo, pocos saben cómo se gestiona correctamente para que no haya ningún tipo de problema con la empresa. A pesar de esto, las bajas laborales también suponen una serie de obligaciones para los empleados, los cuales deben de cumplir para que se pueda realizar este trámite, al igual que ocurre con las empresas. En esta guía queremos destacar las obligaciones que tienen tanto empresas como empleados respecto a las bajas laborales.

¿Qué tipos de bajas laborales existen? ¿Quién las otorga?

Antes de hablarte de las obligaciones, vemos importante indicar cuáles son las bajas laborales más comunes, como también el profesional que va a otorgarlas, de esta manera, nos iremos introduciendo poco a poco en materia, para que finalmente conozcas cuáles son las obligaciones de las dos partes del contrato, ya bien seas el empleado o el empresario.

Baja laboral por enfermedad común o baja por accidente que se da fuera del trabajo

En primer lugar nos encontramos con la baja laboral por enfermedad común o baja por accidente que se da fuera del trabajo. En este caso, el empleado debe de dirigirse a su médico de la Seguridad Social para que compruebe que efectivamente existe dicha enfermedad o que se ha sufrido un accidente que imposibilita la realización del trabajo de manera temporal. Por lo general, se la suele llamar baja por contingencias comunes y, aunque hace un par de años, en el informe que recibía la empresa se detallaba claramente la enfermedad por la que se solicitaba la baja, en la actualidad es común leer únicamente la expresión “enfermedad común”. Las enfermedades más habituales para pedir este tipo de baja son la gripe o alergias, como también gastroenteritis, entre otras.

Baja laboral por enfermedad o por accidente en el puesto de trabajo

La segunda baja laboral por enfermedad o por accidente es aquella que se da en el puesto de trabajo. En este caso hablamos de accidentes que se produzcan en el trabajo, como también mientras se dirige a él, como por ejemplo accidentes de tráfico en el desplazamiento a la oficina o negocio. De igual modo, aquellas enfermedades que se encuentran relacionadas con la labor desempeñada, o que se han contraído dentro del trabajo, también se incluyen en esta categoría. Bien se podría hablar por ejemplo de la gripe en médicos o enfermeros o de afecciones pulmonares en aquellas fábricas en las que hay gran cantidad de humo o polvo. En este caso, la baja la va a otorgar la Mutua de la empresa, y por lo tanto, se la denominaría baja por contingencias profesionales.

Cabe destacar en este apartado, y como bien nos explican en este artículo de Bizneo de baja por enfermedad, que estamos hablando de circunstancias temporales. En ambos casos el médico de la Seguridad Social o la Mutua de la empresa va a dar una fecha estimada de recuperación del empleado, haciendo que, una vez terminado dicho periodo, deba de volver a pasar por consulta para comprobar si es apto o no para volver al trabajo. En el caso de ser apto, se le daría el parte de alta laboral, debiendo de, al día siguiente reincorporarse al trabajo, mientras que, si todavía sufre la enfermedad por la que ha sufrido la baja, se le daría un parte de confirmación de la baja alargando este periodo y concertando otra cita para más adelante.

¿Cuáles son las obligaciones de los empleados?

El empleado, a pesar de tener pleno derecho a tener una baja laboral por uno de los anteriores motivos que hemos destacado, es cierto que también tiene una serie de obligaciones que debe de cumplir para que esta sea efectiva y dentro de la legalidad.

En primer lugar, se deben de presentar todos y cada uno de los partes médicos que se tienen a la empresa, para que esta pueda tener un registro y un comprobante de que dicha baja laboral es correcta. La entrega de estos documentos se deberá de realizar antes de que pasen tres días laborables, es decir, que si el médico de la Seguridad Social ha dado un parte médico de baja laboral un lunes, deberá de ser fecha máxima de entrega a la empresa el miércoles. Una vez que se vuelva a asistir a consulta médica y se reciba el parte de alta, este documento, a diferencia del anterior, deberá de ser entregado antes de las 24 horas, con el fin de que se pueda reincorporar en el menor tiempo posible.

Aparte de todo esto, el empleado deberá de cumplir todas las indicaciones que el médico le ha propuesto, como también las recomendaciones con el fin de que pueda tener un reposo efectivo para evitar complicaciones. En el caso de que el trabajador no cumpla con estas indicaciones podrá ser declarado como frauda y por lo tanto, desde ese preciso momento se le cancelaría el subsidio e incluso podría ser despedido por la empresa.

¿Qué obligaciones tiene la empresa?

La empresa, por su parte, tiene también sus obligaciones cuando un trabajador pide la baja laboral. En primer lugar, se debe de saber que nunca una empresa puede desvincularse de un empleado que se encuentre en este periodo de incapacidad temporal, siendo un hecho que, el propio trabajador puede denunciar. Por lo que, durante todo el tiempo que dure la baja laboral, el trabajador estará dentro de la empresa, incluso si dicho periodo se alarga. La única manera legal que puede producirse un despido es que al empleado se le haya visto trabajando en otro empleo o incluso que haya incumplido las exigencias de los médicos.

Una vez que la empresa recibe del trabajador el parte médico, esta tendrá un máximo de 5 días laborables para remitirlo a la entidad gestora, ya bien se trate de la Seguridad Social, cuando se trate de una baja por contingencias comunes o por la Mutua de la empresa, en el caso de que sea una baja por contingencias profesionales. De igual manera, la empresa contará con el mismo periodo para gestionar el parte de alta laboral.

Etiquetas
stats