El Ayuntamiento actuará en 1.100 puntos de la ciudad para implantar medidas de accesibilidad

Bernardo Jordano y José María Bellido presentan el mapa de actuación para accesibilidad universal.

El Ayuntamiento de Córdoba ha elaborado, junto a colectivos, las distintas delegaciones municipales y personas particulares, un mapa diagnóstico con 1.100 puntos de la ciudad donde implantar medidas para una accesibilidad universal, un plan que contará con 2,5 millones de euros para ejecutar esas medidas a lo largo de este mandato municipal.

Así lo han anunciado este jueves el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el teniente de alcalde de Inclusión y Accesibilidad, Bernardo Jordano, con motivo de la conmemoración este 3 de diciembre del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Bellido ha calificado esta iniciativa como “ambiciosa pero más que necesaria” y que emana del Observatorio de la Accesibilidad creado a nivel municipal con la participación ciudadana y de colectivos.

El mapa de diagnóstico prevé “actuaciones en todos los barrios” que irán desde la eliminación de barreras arquitectónicas a la mejora de la señalización, atendiendo a las distintas capacidades de las personas. Una vez identificados estos 1.100 puntos de actuación, el Ayuntamiento comproborá la urgencia de cada medida, su coste y la delegación municipal a la que corresponda ejecutarla.

Ahora, “el reto que queda es el desarrollo de este mapa de accesibilidad, en espacios públicos y edificios municipales”, con un presupuesto de 2,5 millones de euros y en una “permanente cooperación entre las distintas áreas municipales” para ejecutar las acciones en lo que queda de mandato municipal.

Acciones para alcanzar una accesibilidad universal

Por su parte, Bernardo Jordano, ha recordado el compromiso del gobierno municipal con la accesibilidad universal, para dar respuesta a los distintos perfiles de personas y necesidades. Sobre ello, ha señalado medidas que ya se han tomado en este mandato y otras que están en marcha o previsión de ejecución.

De un lado, para las personas con discapacidad cognitiva, se han dispuesto pictogramas en buses, espacios municipales y pasos de peatones. Para las personas sordas hay un servicio de traducción en lengua de signos para los servicios municipales, además de cursos de lengua de signos que ha llevado a cabo Participación Ciudadana.

En atención a las personas ciegas o con discapacidad visual, se va a implantar en la vía pública, paradas de bus, edificios municipales, etc un sistema de códigos que leerá el teléfono móvil y traducirá en sonido, de manera que les permitirá orientarse en la ciudad por sí mismas sin depender de nadie.

Para las personas con deterioro cognitivo se están adaptando los documentos más habituales de la administración, traduciendo estos a un lenguaje más sencillo. Para las personas con movilidad reducida se trabaja en la eliminación de barreras arquitectónicas y su mantenimiento, con actuaciones como rebaja de bordillos, rampas, pasos de peatones, etc. y el refuerzo de plazas de aparcamiento con un total de 120 plazas.

De cara a la inserción laboral de personas con discapacidad, el Ayuntamiento mantiene convenios para que puedan realizar prácticas en el Consistorio, además de crear plazas en la oferta pública de empleo conforme a ley y fomentar la reserva de contratos para centros especiales de empleo.

Asimismo, el Ayuntamiento trabaja en la evaluación de espacios y edificios municipales para la mejora de su accesibilidad, con actuaciones previstas en el Zoológico, La Ciudad de los Niños, los parques y todos aquellos nuevos proyectos que se inicien, que ya incorporan la perspectiva de accesibilidad en su ejecución.

Etiquetas
stats