La AUGC llevará a los juzgados las obras en los cuarteles de la provincia

Representantes de AUGC en Córdoba | MADERO CUBERO
El colectivo de guardias civiles denuncia irregularidades en las adjudicaciones de los contratos

A las puertas de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, los sindicatos habían convocado esta mañana a los medios para denunciar el juicio contra uno de los miembros de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Córdoba. Pero, después de denunciar este caso, el portavoz de la AUGC Cecilio Medina soltó una bomba: este colectivo va a denunciar en los juzgados y ante la Fiscalía de Córdota “todas las irregularidades” que a su juicio se han registrado en la provincia en la contratación de obras en cuarteles del instituto armado y en sus pabellones.

Según Cecilio Medina, “hay muchas sombras” en la adjudicación de estos contratos y, sin entrar en más detalles, ha asegurado que su denuncia no persigue otra cosa que alumbrar la “opacidad total” que han regido estas obras, muchas de menos de 3.000 euros de presupuesto, en las instalaciones que posee la Guardia Civil en toda la provincia de Córdoba.

EXPEDIENTE DISCIPLINARIO POR ASISTIR A UNA RUEDA DE PRENSA

Antes de soltar esta denuncia, a las puertas de la Comandancia de la Guardia Civil en Córdoba se concentraron los líderes provinciales de los sindicatos CCOO, UGT y el policial SUP. Sus tres responsables declararon como testigos en el juicio interno que se ha abierto contra el responsable de la AUGC en Córdoba, Alfonso Carrasco. Según informó el abogado de Carrasco, Carrasco se enfrenta a una falta disciplinaria grave por haber participado en una rueda de prensa junto al resto de sindicatos de la provincia previa a la huelga general del pasado mes de marzo. La acusación es por “carecer de neutralidad sindical o política”.

Según defendieron los líderes de CCOO, Rafael Rodríguez, y de UGT, Antonio Fernández, Alfonso Carrasco estuvo presente en la rueda de prensa pero no habló. Además, esa cita se convocó para que los sindicalistas y las fuerzas policiales colaboraran en el desarrollo del paro general y se evitaran incidentes, como así ocurrió salvo hechos aislados.

El abogado de Alfonso Carrasco denunció que en los últimos meses “se está produciendo una regresión en los derechos” sindicales que han ido adquiriendo los guardias civiles durante todo este tiempo y que el de Carrasco es “el tercer caso en la provincia que en menos de seis meses se enfrenta a un expediente por manifestarse o hacer declaraciones”.

La Guardia Civil sigue siendo una institución militar que prohibe a sus miembros sindicarse o participar en la vida política del país. De hecho, en la mayoría de las manifestaciones sindicales que se convocan participan las mujeres de los miembros de la AUGC.

Aparte, la defensa de Carrasco ha denunciado que el instructor del proceso “está sometido jerárquicamente a la persona que dictaminó que se le abriera un expediente disciplinario”.

El resto de sindicatos ha defendido el derecho a la libertad sindical y a la expresión de los miembros de la AUGC. “Esto es un atropello a la libertad de expresión, porque además se está expedientando a una persona que no se ha expresado”, denunció Rafael Rodríguez.

Etiquetas
stats