Asaja denuncia robos diarios en el campo y plantea crear patrullas

.
La patronal agraria critica la “inoperancia” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y recomienda a sus asociados que contraten sistemas de seguridad privados

La patronal agraria Asaja ha denunciado a través de una nota de prensa la “inoperancia” de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante una nueva oleada de robos en el campo durante el mes de agosto. Según Asaja, en el triángulo conformado por Córdoba, Guadalcázar y Almodóvar del Río se han registrado robos a diario, sin que haya trascendido ninguna detención por parte de la Guardia Civil. “Ante esta situación, Asaja Córdoba recomienda los sistemas de seguridad privados, no descartando la creación de patrullas para vigilar lo que queda ya en el campo”, asegura la formación en la nota.

“El agricultor y ganadero cada vez denuncia menos porque no percibe que denunciando consiga algo: existe una gran impunidad, de forma que apenas se capturan delincuentes y, cuando se hace, nunca se devuelve al agricultor nada de lo sustraído, ni se reparan los estragos que se le han causado. Mientras tanto, a los destrozos hay que sumar los gastos derivados de las elevadas primas crecientes de seguros que deben contratar y, en ocasiones, ante la reiteración de los robos, las Compañías ponen en duda la viabilidad de algunas pólizas”, denuncia Asaja en su nota.

La patronal agraria ha presentado un plan de acción a la Guardia Civil para acabar con esta situación. El plan parte de la realización de reuniones periódicas por comarcas entre representantes de ASAJA CÓRDOBA en dichas zonas y los guardias civiles de cada puesto, anticipándose a los puntos críticos de cada campaña, para que la transferencia de información entre el sector y las fuerzas de seguridad sea lo más fluida posible. El plan propuesto habla de 8 comarcas, fijadas en consideración a los cultivos, sistemas de explotación, etcétera.

El plan de Asaja continúa con la propuesta de que cualquier movimiento de mercancía (producto vegetal, animal o mercancía) vaya acompañado de un justificante adecuado en forma de “guía-conduce” que será mostrado a la Guardia Civil en los controles habilitados que se lleven a efecto.

La propuesta también pasa por implantar un sistema identificativo, con un código personalizado que se les suministraría a agricultores y ganaderos, con el que podrían marcar su maquinaria tantas veces como quisieran, facilitando la labor de identificación posterior a los robos, lo que podría ser también una medida disuasoria para evitarlos.

“Las nuevas tecnologías pueden jugar un papel fundamental en la ayuda a la localización por la Guardia Civil de explotaciones agrícolas o instalaciones susceptibles de robo, facilitando su llegada en menor tiempo. El desconocimiento del terreno es, en ocasiones, un hándicap a la hora de responder con prontitud a una incidencia. Aprovechando la dotación de los vehículos de las patrullas con GPS, podría crearse una base de datos de instalaciones sensibles a robo, llegando los avisos junto con la situación real de la instalación que ha sido, o está siendo, objeto de robo”, concluye la patronal.

Etiquetas
stats