Arranca el diseño de las medidas para acabar con el ruido que impide dormir a uno de cada cinco cordobeses

Protesta de vecinos de La Axerquía contra el ruido en la Cruz del Rastro | TONI BLANCO

El plan especial contra el ruido en la ciudad de Córdoba es uno de esos proyectos que se alarga en el tiempo. Tras años de trámites, que consumieron el mandato anterior, finalmente en octubre del año 2019 el Ayuntamiento logró aprobar el mapa de ruidos que había elaborado una empresa especialista y que llegó a una conclusión más que llamativa: uno de cada cinco cordobeses (el 20%) sufría por las noches un nivel de ruido muy superior a lo conveniente según la normativa europea.

Ahora, en el último día del año, el Ayuntamiento ha adjudicado a la misma empresa que elaboró el mapa de ruidos, Sincosur Ingeniería Sostenible SL, que durante los próximos nueve meses diseñe las medidas concretas que hay que implementar para acabar con esos ruidos que no dejan dormir al 20% de la población de la ciudad. La principal causa de los ruidos que sufren estos vecinos es el tráfico, por lo que la mayoría de las medidas a tomar pasará, precisamente, por calmar el tránsito en la ciudad. Así, casi el 90% de los ruidos que soportan estos vecinos proceden de los coches. Muchos de ellos viven cerca de avenidas y vías de alta capacidad. El resto de los ruidos, en menor medida, proceden del tráfico ferroviario y de la industria.

En total, y usando un método muy flexible, 67.308 cordobeses duermen cada noche con niveles de ruido superiores a los que marca la ley. De todos estos, 65.313 duermen cerca de vías de alta capacidad de tráfico, 1.968 en las inmediaciones de las vías del tren y 293 son molestados por altos niveles de ruido procedente de la industria. No obstante, los datos son peores si se utiliza otro método para medir el ruido, llamado END. Aquí, el número de cordobeses expuestos a ruidos altos por la noche es prácticamente del 50%.

El mapa de ruidos no aporta medidas a tomar, pero sí que señala ejemplos de lo que se ha hecho en los últimos años y ha contribuido a mejorar la vida de sus vecinos. Así, pone el ejemplo de la calle Foro Romano (antigua calle Cruz Conde), donde la peatonalización ha rebajado en cinco decibelios el ruido que sufrían sus vecinos cada noche. Es probable, por tanto, que el diseño de muchas de las medidas a tomar incida precisamente en ese sentido.

Por otra parte, el mapa de ruidos en vigor en el Ayuntamiento de Córdoba señala que el Ministerio de Fomento y ADIF tienen que intervenir de manera urgente en tres puntos para acabar con las molestias que se producen a los vecinos. El mapa de ruidos señala de manera concreta el sufrimiento de los vecinos que están próximos a la Autovía del Sur (A-4) desde Alcolea hasta prácticamente La Torrecilla, a la carretera N-437 (hacia el aeropuerto) y en las inmediaciones de las vías del tren, principalmente en Alcolea y Villarubia.

Por la mañana y por la tarde, el nivel máximo de ruido es de 65 decibelios. En Córdoba, el 25,9% de la población supera ese nivel de ruido por la mañana y el 23,8% por las noches.

Pese a estos niveles, el ruido de Córdoba no es mucho más alto que el que se registra en otras ciudades de España también estudiadas por esta empresa. Tomando como barrera el 22% de población que sufre ruidos elevados en la ciudad por las noches, otras capitales como Málaga tienen al 28% de su población sufriendo más de 55 decibelios por las noches, Vitoria el 27% o Bilbao el 41%.

Etiquetas
stats