Aneri pone a la venta el chalet que le incautó la Policía Nacional

Interior del chalet que compró José Luis Aneri.
El empresario cordobés, en libertad provisional, fue detenido en Madrid por un fraude millonario en cursos de formación | Un error judicial ha librado de cargas a la vivienda, que presuntamente ha puesto a nombre de su mujer, según un auto judicial que le imputa un nuevo delito: alzamiento de bienes

José Luis Aneri, el cabecilla de uno de los grandes fraudes en cursos de formación desarticulados en Madrid por la Policía Nacional, ha puesto a la venta el chalet que se compró "a tocateja", según confirmaron en su día fuentes de la investigación, junto a La Salle en la urbanización El Brillante de Córdoba. Este periódico ha podido comprobar que Aneri ha puesto en venta su vivienda, de lujo, por un precio de salida de 950.000 euros, cuando lo compró por 1,2 millones de euros. No obstante, el chalet fue incautado por la Policía Nacional cuando arrestó a Aneri, pero por un fallo judicial ha vuelto a quedar libre de cargas, según ha podido saber este periódico.

Aneri está en libertad provisional, después de pasar unos meses en la cárcel. Este cordobés, que arrancó como empresario en la ciudad y posteriormente mudó su empresa a Madrid, está acusado de ser el autor de una estafa de al menos 4,5 millones de euros en cursos de formación falsos impartidos en Madrid. De hecho, la Policía Nacional asegura que llegó a falsear la identidad de más de 10.000 alumnos para cobrar íntegramente por unos cursos que no impartía. Gran parte de ese dinero lo invirtió en propiedades inmobiliarias en la ciudad de Córdoba.

Una de esas propiedades era el chalet que compró "a tocateja" justo al lado del colegio La Salle, en el número 10 de la calle José María Alcaide Cáceres. En marzo del año pasado, este periódico ya informó que Aneri desembolsó por el chalé 1,2 millones de euros, más 300.000 en gastos de notario y burocracia. El cabecilla de la trama de los cursos de formación en la Comunidad de Madrid no necesitó firmar ninguna hipoteca con ningún banco para financiar la compra. Lo hizo despachando cheques.

La Policía Nacional incautó el chalet e incluso un juez llegó a trabar embargo sobre la propiedad. No obstante, y como ha informado recientemente el diario El País, el juzgado dio orden de protegerla solo durante tres meses, del 26 de mayo al 19 de agosto de 2014. Pasado ese periodo, Aneri cambió la titularidad de la vivienda en enero a favor de su nueva esposa.

El caso Aneri está ahora en manos del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid. La titular del Juzgado, Esperanza Collazos, dictó en octubre un auto por el que le imputa a Aneri un nuevo delito: alzamiento de bienes. Este delito estaría relacionado con la transmisión de la propiedad del chalet del Brillante, que ahora está en venta. Este periódico ha comprobado que al menos su anuncio aparece en dos portales de internet de venta de viviendas: Fotocasa y Segundamano. También que la venta está en manos de una inmobiliaria.

EL AYUNTAMIENTO TAMBIÉN MULTA A ANERI

Aparte, sobre el chalet también pesa una multa por parte del Ayuntamiento de Córdoba, según ha podido comprobar este periódico. La Gerencia Municipal de Urbanismo ha publicado en su tablón de anuncios el inicio de un expediente sancionador contra el propietario del chalet de la calle José María Alcaide Cáceres, 10. ¿El motivo? Haber desarrollado obras sin licencia. En el expediente no consta cuándo se iniciaron los trabajos, pero la sanción tendría que pagarla el actual propietario del inmueble. Urbanismo ha publicado en el tablón de anuncios el expediente por una razón: no ha dado con el paradero del propietario del chalet.

En la primavera de 2014 este periódico ya publicó que una vez que adquirió el inmueble, el empresario cordobés contrató unas impresionantes obras que discurrieron a todo meter. Fuentes cercanas al empresario aseguran que cambió la fisonomía de un chalet que no era muy antiguo (se trata de una zona nueva ganada al colegio La Salle, que se desprendió de un suelo que no usaba hace menos de una década). Los trabajos, en los que se emplearon turnos de hasta 15 albañiles, concluyeron con una completa reforma durante el verano de 2013. Antes, el chalet tenía sólo una planta baja. Ahora tiene dos y unos acabados, piscina incluida, de lujo.

Las fuentes detallan que fue Aneri el que compró el chalet a través de la empresa Santurde Develops, una firma dedicada, precisamente, a impartir cursos de formación. El cartel de esta empresa permanece en la puerta del chalé.

Aneri, natural de Fernán Núñez, está acusado ya de cuatro delitos. A los tres iniciales, por los que fue a la cárcel de manera preventiva, estafa, fraude de subvenciones y falsedad, se suma ahora el de levantamiento de bienes. La jueza que lleva su caso le está investigando, antes de enviarlo definitivamente a sala para ser juzgado por la Audiencia Provincial de Madrid.

Etiquetas
Publicado el
6 de diciembre de 2015 - 07:00 h