Alerta hotelera: la caída en la ocupación de Semana Santa preludia un mayo festivo complicado

Hermandad del Cristo de Gracia | ÁLEX GALLEGOS

El sector hotelero cordobés ya ha hecho un primer examen de la Semana Santa 2018 y se ajusta a las previsiones de euforia contenida que se dieron hace justo una semana, siguiendo la tónica de caída en la ocupación que ha venido marcando el Instituto Nacional de Estadística (INE) en los primeros meses del año. “Estamos entrando en unos descensos de ocupación que están siendo preocupantes”, afirma Manuel Fragero, presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor).

En declaraciones a este periódico, Fragero alerta de que la previsión que se maneja para abril y mayo está, en estos momentos, “un 25 por ciento por detrás de la que había el año pasado”. A su juicio, esto se debe en parte a que la Semana Santa el año pasado fue en abril, pero reconoce que el sector vive “una época convulsa” y un sentimiento de “decepción” por las cifras de este primer trimestre de 2018.

Ni siquiera los datos de Semana Santa han sido tan buenos como deberían, confiesa el presidente de la patronal hotelera cordobesa. En este sentido, especifica que la ocupación en los días fuertes de la Semana Santa -jueves y viernes santo- ha estado este año en el entorno del 90 %, algo lejos del cartel de “no hay habitaciones” que se colgó hace un año en estos días. En ello ha jugado un papel importante, explica, la incertidumbre que ha reinado con respecto a la meteorología, que ha cerrado la puerta a las contrataciones de última hora.

No obstante, también está pesando, según especifica Fragero, el “boom de la vivienda turística”, que “parece el negocio del siglo” y que está compitiendo con los hoteles “en precio”. Lo cierto es que, al contrario que los hoteles, las viviendas con fines turísticos se han llenado en la capital cordobesa los días fuertes de la Semana Santa, tal y como informaba este periódico.

A este respecto, Fragero se muestra cauto, dado que, tal y como señala, es posible que muchos anuncios de páginas como Airbnb se hayan retirado por vacaciones de los propietarios y no necesariamente significa que se estén llenos. No obstante, no niega que la irrupción de esta modalidad de alojamiento preocupa, y mucho, entre sus asociados.

El mayo festivo se puede hacer largo para muchos negocios

“Está haciendo que muchos hoteleros se planteen si su negocio es rentable. Sólo estamos en la fase previa, pero ya hay quien está recurriendo a abrir por temporadas, y optan por cerrar los meses de menor ocupación para abrir en los de más ocupación”, apunta Fragero, quien remarca que, ante cualquier tipo de crítica hacia el inmovilismo de los hoteles, bien valdría saber que “el sector hotelero genera en Córdoba 932 puestos de trabajo directos, que luego son más en temporada alta”.

Con este panorama, los hoteleros cordobeses se preparan para afrontar un “temporada alta que no va a ser tan alta y que puede que se haga larga”, en palabras del presidente de Aehcor, quien, no obstante, reconoce que el lleno está casi asegurado en fiestas como Semana Santa, Patios o Feria, pero que no se conforma con ello. “No vale que, de 52 semanas que tiene el año, me quede con 4, porque tengo que hacer una economía rentable el resto del año”, recalca.

Por ello, ha pedido a las administraciones que se haga una mayor promoción de la ciudad y que no se contenten simplemente con los datos que hablan de récord de turistas en monumentos o épocas concretas. “A nivel global, somos la penúltima ciudad en visitantes de Andalucía. Creo que podemos mirar más hacia arriba”, sentencia Fragero.

Etiquetas
stats