La alcaldesa abre la puerta a una consulta popular para decidir los nombres de las calles

Ambrosio y Pedro García, antes de un Pleno | MADERO CUBERO

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha abierto la puerta a realizar una consulta ciudadana o popular para que sean los vecinos los que decidan si se cambian o no algunos nombres de calles en la ciudad. Ambrosio se ha apoyado en la búsqueda de la “unanimidad” en el dictamen que este miércoles aprobó la comisión municipal de Memoria Histórica, que ha planteado el cambio de nombres como el de la calle Cruz Conde, Conde de Vallellano o la plaza de Cañero.

“tenemos que esfuerzo para que aquello que no haya sido por unanimidad, sea por unanimidad. Si hay que apoyarse en procedimientos de participación, no debería haber ningún problema. Hay que intentar conseguirlo”, expresó, a preguntas de los periodistas. “Si para conseguir la unanimidad es necesario, buscaremos ese elemento”, dijo en referencia a la consulta popular. “El contenido de ese dictamen debería ser respaldado de manera unánime”, agregó.

Este jueves, la Comisión Municipal de la Memoria Histórica aprobó su dictamen final donde pese que ha reinado la unanimidad sí que ha habido propuestas que han tenido que salir adelante con el voto en contra del PP, Ciudadanos y UCOR. Las más significativas, la propuesta para que el Pleno decida retirar el nombre de Cruz Conde de la calle entre Las Tendillas y Ronda de los Tejares, de la plaza de Cañero, de la avenida de Conde de Vallellano, de la calle Cronista Rey Díaz, la calle José María Pemán y la Cruz de los Caídos en la Plaza de la Constitución.

No obstante, por unanimidad se ha aprobado la retirada del nombre de las calles Joaquín López Huici, Fernando Fernández Martínez, Joaquín Benjumea, Periodista García Prieto, Glorieta de los Artilleros, General Franco y de las placas del antiguo Ministerio de Vivienda. La propuesta para cambiar el nombre de las calles Periodista Quesada Chacón, Periodista Aguilera, Poeta Antonio Arévalo y Poeta Francisco Arévalo también ha sido aprobada, aunque con la abstención de la oposición.

Este jueves, el PP acusó a la alcaldesa de sostenerse en la “radicalidad” al huir de la consulta popular, algo que horas después la misma regidora desmintió. A su vez, la concejala de IU y socia de Gobierno de Ambrosio, Alba Doblas, aseguró que el dictamen no puede ser votado por la ciudadanía, al considerar que se está dando cumplimiento a una ley. “¿Se vota pagar o no el IVA?”, comparó.

Alba Doblas atacó al PP, al considerar que se trata del “partido que lleva a la gente a la cárcel por un reférndum” y que “proponeahora someter a referéndum el cumplimiento de la ley. Como si se pudiera votar si se paga el IVA o no”, insistió.

“Esta ciudad ha sido de verdad un referente de democracia y de participación. Por coherencia con nuestra historia social. Que este dictamen sea ejecutivo lo más pronto posible”, propuso Doblas. La búsqueda del consenso absoluto puede retrasarlo.

Etiquetas
stats