Aguilar reconocerá a sus cinco vecinos exterminados por los nazis

Documentación de un preso aguilarense.
El Pleno aprobará por unanimidad una propuesta de Aremehisa para reconocer a cuatro vecinos depurados en Mauthausen y a otro más en Buchenwald

La próxima semana, y según ha informado la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera (Aremehisa), el Pleno del Ayuntamiento de este municipio de la Campiña Sur aprobará por unanimidad hacer un reconocimiento público a los cinco vecinos exterminados en diferentes campos de concentración nazis.

Según ha informado el responsable de Aremehisa, Rafael Espino, "por fin se va a hacer realidad una vieja petición" de la asociación, registrada en julio del año 2008. Además del reconocimiento, la petición de Aremehisa plantea la colocación de una placa conmemorativa con nombres en algún lugar del interior del Ayuntamiento.

"Por fin, después del tiempo transcurrido y tras la presentación por parte del grupo político de UPOA -Unidad Popular de Aguilar de la Frontera – Partido Comunista del Pueblo Andaluz-, de una moción de apoyo a esta vieja demanda de reconocimiento oficial a las cinco personas de esta localidad que padecieron el holocausto nazi, la totalidad de los grupos políticos por unanimidad dío vía libre para que una parte de nuestro pasado más reciente sea conocida y reciba el reconocimiento público e institucional que sin duda alguna merecen", ha asegurado Rafael Espino.

El inicio de la Segunda Guerra Mundial puso en marcha la sanguinaria maquinaria militar alemana, a la que acompañó la puesta en práctica de la política nazi antisemita que Hitler, de forma progresiva y totalmente planificada fue extendiendo hacia otros colectivos de prisioneros, como les ocurrió a los prisioneros republicanos españoles, víctimas del exilio fruto de la guerra civil. Más de 450.000 exiliados llegaron a Francia, donde fueron recluidos por el gobierno francés en campos de reclusión carentes por completo de las más mínimas condiciones de salubridad y donde encontrarían la muerte más de 35.000 españoles.

Mauthausen y Gussen fueron los campos de concentración elegidos para los republicanos españoles capturados. Según los datos cotejados hasta el momento, hay importantes carencias para desarrollar las investigaciones, debido sobre todo a la falta de documentación. 5.471 españoles, pertenecientes a 2.219 localidades fueron deportados a Mautausen. De ellos fueron 905 las personas andaluzas de otros 332 municipios de Andalucía los que sufrieron el escarnio de la locura humana en sus carnes. "Entre ellos había cinco paisanos nuestros", ha asegurado Espino, "cinco hombres cuyos nombres no han figurado nunca en los grandes libros de historia, al lado de los grandes personajes, lo cual para nosotros no significa que no tuvieran un protagonismo excepcional, no siempre conocido ni reconocido".

Entre los deportados al campo de exterminio de Mauthausen, se encontraban cuatro personas de Aguilar de la Frontera:

ANTONIO GARCIA MORALES, natural de Aguilar de la Frontera, nacido el día 13 de julio de 1913, enviado a la prisión alemana de Fallingbostell, donde ingresó con el número de prisionero 87724, siendo deportado al campo de concentración de Mauthausen el día 27 de enero de 1941 y marcado con el número 5966. En el mismo campo de extermino encontraría la muerte el día 15 de marzo de 1942.

MIGUEL BARRAGÁN CRIADO, natural de Aguilar de la Frontera, donde nació un 29 de septiembre de 1905, sería detenido y enviado a la prisión alemana de Altengrabow y deportado posteriormente al campo de exterminio de Mauthausen el día 3 de noviembre de 1941, siendo marcado en el mismo con el número 3184. No se sabe nada de su último paradero o de si murió en el mismo campo en fecha desconocida.

FRANCISCO MENDOZA BELLO, natural de Aguilar de la Frontera, nació el día 21 de mayo de 1917. Fue detenido por la gestapo y enviado a la prisión de Bathorn, desde donde fue deportado al campo de concentración de Mauthausen el día 22 de julio de 1941 donde se le marcó con el número 3308. Fue liberado cuando las tropas americanas liberaron el campo el día 5 de mayo de 1945. Estuvo en Mauthausen casi cuatro años.

ANTONIO URBANO COBOS, natural de Aguilar de la Frontera, donde nació el día 15 de febrero de 1918, fue detenido junto a Francisco Mendoza Bello, con el cual compartió muchos años de penas y sufrimientos y enviado junto a él a la prisión alemana de Bathorn, desde donde los trasladarían a Mauthausen el día 22 de julio de 1941, siendo marcado a su llegada al campo con el número 3509, un número posterior al de Francisco Mendoza Bello. Sería también liberado junto a esta el día que las tropas americanos liberan el campo el 5 de mayo de 1945.

Y en el tristemente célebre campo de exterminio de Buchenwald, reservado para los miembros de la resistencia má ¡s activa fue deportado:

JOSE MARIA CABEZAS ARANA, natural al igual que todos los demás de Aguilar de la Frontera en donde nació el día 26 de octubre de 1918. Fue detenido y enviado a la prisión de Compiegne, el día 17 de enero de 1944. Dos días más tarde el 19 de enero de 1944, le deportarían al Campo de exterminio nazi de Buchenwald, donde le marcaron con el número de matrícula 40613. Permanecería en Buchenwald, hasta la liberación del campo por el ejército americano el día 11 de abril de 1945.

Etiquetas
stats