Una agresión, seis policías, uno ebrio ¿qué harías?

Agentes de la Policía Local en una avenida de la capital |MADERO CUBERO
El supuesto práctico del examen para oficiales de la Policía Local provoca el enfado de la unidad de Medio Ambiente por suponer que uno de sus agentes estaba borracho | Siplb presentará una queja formal “por el poco tacto” del ejercicio

“Es usted oficial de la Policía Local y mientras patrulla en motocicleta con su compañero reciben un comunicado por fuertes ruidos, golpes y lo que parece ser una mujer pidiendo auxilio (...) Al llegar al lugar no escuchan ruido, pero al asomarse por una vidriera ven el cuerpo de una mujer, al parecer habiendo sufrido algún tipo de forzamiento sexual y un niño de 7 años pidiendo auxilio. En ese momento un hombre cruza el pasillo con lo que parece ser un bate de beisbol al hombro. Dispone usted de una patrulla de barrio y la unidad de Medio Ambiente (de paisano) que se encuentran en la zona (...) En mitad de la intervención, usted se percata de que uno de los agentes de la unidad de Medio Ambiente muestra claros síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas...” ¿Qué harías?

Éste es el contenido del supuesto práctico que el pasado martes se presentó a los aspirantes a dos plazas de oficiales en la Policía Local de Córdoba. El texto ha causado un profundo enfado tanto en el seno de la unidad de Medio Ambiente, compuesta por una veintena de agentes, como el sindicato mayoritario Siplb, que por boca de su responsable, Emiliano Martos ya ha anunciado “una queja formal” ante la delegada de Seguridad, Carmen Sousa. De la misma manera, según las fuentes consultadas, los agentes de la unidad mencionada también presentarán un escrito de protesta ante la responsable del Área de Seguridad.

Y es que desde Siplb “no se entiende” que se plantee un caso práctico en estos términos y, mucho menos, que en éste se personalice la infracción en un agente de Medio Ambiente que “está de paisano y además bajo los efectos del alcohol. Solo les ha faltado ponerle nombre y apellidos. El tribunal ha demostrado tener muy poco tacto”, señala su responsable que recalca que “si lo que se quería era poner un ejemplo para el inicio de un expediente disciplinario creemos que hay muchas opciones posibles y no ésta. Y mucho menos de la forma en la que se planteado”, indica Martos que añade que “por la misma razón que plantean un supuesto de un agente ebrio se podría haber puesto el caso de un político corrupto que estos días está muy de moda y de plena actualidad”.

Apenas 24 horas después de que concluyese la prueba, la imagen del examen ha circulado de teléfono en teléfono, vía whatsapp, y ya se han realizado fotomontajes alusivos a la situación que se plantea. En uno de ellos, se observa la barra de un bar en la que agentes de Medio Ambiente solicitan la licencia de apertura (se incluye disciplina urbanística en esta unidad) y el propietario contesta pidiéndole al camarero que les ponga “dos cubatas”. En otro se simula una reunión de alcohólicos anónimos con la presencia de uno de los agentes. En definitiva, una prueba práctica que ha dado mucho que hablar.

Etiquetas
stats