Adelante dice que la Junta "quiere tirar por tierra" la labor de colectivos y ayuntamientos contra la ludopatía

La parlamentaria cordobesa de Adelante, Ana Naranjo.

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía, Ana Naranjo, ha criticado este martes que el Gobierno andaluz de PP y Cs, con su política "cómplice con la patronal del juego", quiere "tirar por tierra la importante labor que llevan años desarrollando colectivos ciudadanos y ayuntamientos para frenar el preocupante avance de la ludopatía".

Naranjo ha alertado de las consecuencias de estas políticas de PP y Cs "sobre quienes sufren esta enfermedad", que en Córdoba "afecta al menos a un tres por ciento de la población, registra un alarmante aumento que ronda el 20 por ciento y está teniendo especial incidencia sobre la gente joven", por lo que supone además "un problema a futuro".

Así "lo ponen de manifiesto los datos de asociaciones como Acojer y la Plataforma Stop Casas de Apuestas o de instituciones como el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación, que alertan de que el juego patológico representa casi el diez por ciento de los casos de jóvenes y adolescentes que llegan anualmente a la Unidad de Adicciones, en una provincia que lidera los datos de ingresos de jóvenes y adolescentes por algún tipo de adicción, según el Sistema de Información del Plan Andaluz sobre Drogas".

Ante esta situación, Naranjo ha lamentado que el Gobierno andaluz de PP y Cs "se dedique a poner palos en las ruedas al trabajo de las asociaciones y a pleitear con los ayuntamientos que quieren proteger a sus vecinos limitando la proliferación de salas de juego" mediante modificaciones del ordenamiento urbanístico.

La parlamentaria andaluza ha señalado que este último movimiento de PP y Cs es solo "uno más en una larga lista de decisiones adoptadas en beneficio de un sector que hace negocio con la ludopatía". En este sentido, ha recordado "las bonificaciones fiscales sobre juegos de azar que el Gobierno andaluz, amparándose en la pandemia, aprobó, al tiempo que reducía la partida destinada al Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones".

Esto último supone en la práctica "una merma en la aportación que se hace desde la Junta de Andalucía a las asociaciones y entidades que tanto trabajan para atender a las personas afectadas por la ludopatía, que es una enfermedad reconocida por la OMS".

Esta "perversidad" contrasta además con el "cierre de filas que existe en la sociedad acerca del problema que supone la ludopatía, especialmente para la clase trabajadora y los vecinos de barrios obreros". Además, estas medidas llegan en un momento en el que "se ha puesto de manifiesto cómo la pandemia y las medidas de confinamiento han aumentado el número de personas que caen en las redes de los juegos de azar, que se venden como entretenimiento o como una forma de ganar dinero fácil, cuando en realidad entrañan un grave riesgo para la salud y para las familias".

Por todo ello, Naranjo ha criticado que el Gobierno andaluz "esté empeñado en beneficiar a quienes hacen dinero con la desgracia, en lugar de sumarse a las políticas que está desarrollando el Gobierno central para proteger a la población vulnerable de la ludopatía, a través de las limitaciones que está implementando el Ministerio de Consumo de Alberto Garzón".

Etiquetas
Publicado el
10 de febrero de 2021 - 04:25 h
stats