¿Acabarán llegando las lluvias? La estratosfera apunta a que sí

.

Los de la “meteo” llevamos unos días sin hablar demasiado alto. Lo que no acaban por definir los modelos a cuenta de un fenómeno atmosférico conocido como Calentamiento Súbito Estratosférico va tomando cada vez más cuerpo de hacerse realidad. Y es que si bien los próximos días continuarán con su anodino transitar, de temperaturas suaves y lluvias desaparecidas en portales dimensionales desconocidos, los efectos de la cosa nombrada anteriormente, podrían acabar marcando un cambio de tendencia atmosférica que condicione el final del invierno, y quién sabe si el comienzo de la primavera climática.

El tiempo durante la semana

Como se ha dejado caer, la previsión del tiempo entre hoy lunes y al menos hasta el próximo jueves, va a estar marcada por la misma dinámica de los pasados días. Dorsal anticiclónica por influencia de Azores con especial dominio sobre la mitad occidental de la península. Tiempo estable, con temperaturas suaves, y cielos parcialmente nubosos pero sin riesgo serio de precipitación.

A partir del jueves, se espera un cambio significativo como consecuencia del desplazamiento hasta el litoral mediterráneo de una masa de aire frío procedente del interior europeo. Dicha masa permitirá la entrada de aire frío continental sobre la Península, por lo que a partir del viernes cabe esperar un descenso en las temperaturas máximas y mínimas, que sería más acusado en el norte, volviendo al tiempo invernal durante el último fin de semana de febrero.

El CSE y el cambio de tendencia atmosférica

Desde hace días los círculos profesionales y de aficionados en torno a la meteorología vienen siguiendo de cerca un fenómeno conocido como Calentamiento Súbito Estratosférico. De nombre bastante descriptivo, hace referencia a un abrupto calentamiento en la estratosfera, capa inmediatamente superior a la troposfera, que es donde se dan todos los fenómenos meteorológicos que tienen afección en superficie. Dicho calentamiento además se localiza sobre las regiones polares árticas, que es donde se sitúa el vórtice circumpolar, que condiciona la circulación y dinámicas atmosféricas en buena parte del hemisferio norte.

El efecto más palpable e inmediato de dicho calentamiento, aunque no siempre se da, suele ser la modificación de la circulación normal en el hemisferio norte, con un desplazamiento hacia el sur de las bajas atlánticas y polares. Un cambio que suele dejar escenarios más fríos y húmedos en latitudes que acostumbran a ser más bien cálidas y secas (para saber más: Los Calentamientos Súbitos Estratosféricos. Descripción e influencia en las precipitaciones y temperaturas de la Península Ibérica, por Javier Arroyo, eltiempo.es).

Pues uno de estos calentamientos acaba de tener lugar sobre el Ártico, y los modelos andan locos en el intento de definir las consecuencias que dicho calentamiento va a tener sobre nuestra superficie. Consultando los dos grandes modelos de predicción, el americano GFS y el europeo ECMWF, en el momento de realizar esta predicción, se apunta a dos escenarios diferentes pero que marcarían un punto de inflexión sobre el tiempo en Europa Occidental, y por inclusión en la península Ibérica.

Si bien entre ambos modelos existe coincidencia a describir un episodio de circulación retrógrada desde el interior europeo, con un desalojo de aire especialmente frío en regiones occidentales del continente, no acaban de coincidir en la ubicación exacta del desalojo y las consecuencias posteriores. Mientras el modelo de predicción europeo apunta a un episodio seco e intensamente frío para cerrar el mes, el modelo americano debilita un tanto dicha regresión fría sobre Europa occidental y abre la puerta en el muro de contención atlántico para facilitar el paso de las borrascas, dibujando un inicio de marzo de los de recordar.

¿Quién se llevará el gato al agua? Está por ver, pero lo que sí parece seguro es que el cambio de tendencia en el comportamiento de la atmósfera, está ya aquí, y ya veremos hasta cuándo.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats