Se abre el melón del PGOU: el Pleno discutirá si hay que revisarlo

Aumente, esta mañana antes de presentar la moción del PSOE | MADERO CUBERO
PSOE y Ganemos presentan mociones para revisar las normas urbanísticas de la ciudad, vigentes desde el año 2001

El PSOE y Ganemos han abierto el melón de uno de los debates quizás más trascendentes para la ciudad de Córdoba de los próximos años. ¿Hay que revisar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)? Las dos formaciones, aunque desde planteamientos diferentes, entienden que sí y presentarán, por tanto, dos mociones al próximo Pleno del Ayuntamiento, que se celebrará el martes.

El actual PGOU, que rige dónde se puede y dónde no construir en la ciudad, y qué se puede hacer y qué no en todo el municipio, se aprobó por unanimidad de todos los grupos en el año 2011. Sustituía a otro PGOU anterior, aprobado en 1986. Ahora, 15 años después (más o menos la vigencia de un PGOU) se propone una revisión, toda vez que el plan de 2001 ha tenido que ser innovado unas 30 veces y la realidad sobre la que se diseñó ya no es la misma que la actual.

En 2001 la burbuja inmobiliaria se estaba empezando a hinchar. En 2007, en plena fiebre de construcción y ampliación de la ciudad, estalló y el PGOU se quedó a medias. En 2001 se diseñaron unas normas urbanísticas con la previsión de que la ciudad no iba a parar de crecer. Así, se proyectaron nuevas urbanizaciones donde antes, literalmente, había campo, como en la zona de Poniente o Levante. También se aprobó un plan de especial protección del casco histórico, que el PSOE también propone revisar.

Ahora, con el estallido de la burbuja inmobiliaria, se asume que Córdoba no va a crecer mucho más y que, además, hay que reparar muchas de las brechas que se han quedado. Es decir, zonas en las que se empezó a urbanizar o se intentó y hoy son solares, según ha explicado esta mañana el concejal del PSOE Emilio Aumente, que, no obstante, ha defendido “con sus defectos” la vida del actual PGOU que “ha contribuido a conservar nuestro casco histórico”.

El PSOE quiere que el debate sobre si se cambia o no el PGOU se haga por consenso. Es decir, que todos los grupos municipales apoyen esta modificación. No va a ser fácil, sobre todo por las diferentes visiones de cómo tiene que ser el urbanismo en la ciudad que tienen los seis partidos con representación municipal. De hecho, el propio Aumente reconocía que la exposición de motivos de la moción de Ganemos para revisar al PGOU mantiene afirmaciones “con las que yo no estoy de acuerdo”.

La nueva realidad puede provocar, además, un hecho inédito, que el próximo PGOU sea el primero en la historia que zonas que hoy son consideradas urbanizables vuelvan a ser consideradas como verdes o rústicas.

No obstante, decida lo que decida el Pleno el martes, la redacción de un nuevo PGOU no será rápida. En 2001 el Ayuntamiento la aprobó en dos años, aunque tuvo que corregir errores y volver a aprobarlo en 2003. Ahora, Aumente calcula que una revisión del PGOU no debe llevar más de dos años de trámites.

Etiquetas
stats