El Rey en el Norte

Sí, soy un autentico friki de GOT (Juego de Tronos). Creo que es la mejor serie de televisión que se ha hecho en la historia. Y eso que ha habido series que han marcado una época: Friends, Cheers, Equipo A (ésta nos suena), V, Expediente X y un largo etcétera. Seguro que me he dejado alguna importante, solo he pensado así a bote pronto algunas.

En menos de mes y medio tendremos la última y esperada temporada, donde el desenlace nos trae a todos los seguidores en vilo y donde, seguramente, a más de uno decepcionará, pues cada uno tiene sus expectativas. Y en eso somos libres. Lo sé, estaréis pensando, pero ¿y todo esto qué tiene que ver? Pues muy fácil: nada. Voy a quejarme de la administración y de los políticos, y no quería que lo supierais hasta que estuvierais leyendo un poco más, para así no condicionar.

No voy a hablar de un partido en particular, pero sí voy a hacer una crítica general, y que cada uno lo asuma como estime oportuno. Pero creo que a los empresarios se nos debe de escuchar, y por lo tanto, estas palabras son necesarias.

Hace tiempo escuché a un empresario decir que los años electorales son malísimos y razón le voy a tener que dar.

Cuando decidimos embarcarnos en un proyecto empresarial lo hacemos con mucha ilusión. Pero también con mucho esfuerzo personal, que suele ir acompañado de esfuerzo económico. En muchos casos, hipotecamos nuestras casas, pedimos ayudas a familiares que o bien nos prestan sus ahorros o avalan operaciones financieras con sus propias propiedades. Depositamos nuestras esperanzas para poder crear un negocio que genere valor tangible que nos permita vivir. A veces sale bien, otras veces sale mal. Todos trabajamos para ganar dinero, lo hagas en tu propio proyecto o lo hagas por cuenta ajena. Pero no hay que olvidar que el que lo hace por cuenta ajena es porque alguien, en su momento, lo hizo en su propio proyecto (salvo en la administración pública).

Como siempre hablo de nuestros casos, los que bauticé como "minimicropyme", que es el porcentaje mayor del tejido empresarial de España. Y no, no podemos seguir así. Los empresarios estamos asfixiados a impuestos, estrujados al máximo en burocracia que en otros países europeos hace años que dejaron de lado. España es el tercer país europeo con mayor número de autónomos. Sin embargo, tenemos la cuota más alta de Europa. Además, no hay diferencia si ganas mucho o poco: vas a pagar lo mismo. Y todos no tenemos la misma suerte, ni las empresas van igual.

España s un país arcaico en materia de legislación de cara al autónomo y las medidas que se adoptan no son soluciones a largo plazo para favorecer la incorporación de proyectos empresariales o la continuidad de las empresas. Son parches. No hay una planificación que nos equipare a corto plazo al resto de Europa.

El político debe ayudar al crecimiento empresarial. No hay que olvidar que el autónomo es el que va a hacer que luego el paro mejore. Y esto es un concepto que pocos analizan. Cuando una empresa contrata a alguien, es porque alguien se la jugó y montó un bar, una tienda, una empresa de servicios, una empresa de comestibles, una fábrica... y así hasta todos los códigos CNAE.

El mes pasado pagué 456 euros de cuota de autónomo, los 365 aproximadamente mínimos ya, más una regularización de 86 euros. Se ríen de nosotros en Europa cuando ven estas cosas, pero aquí nadie hace nada.

Si bajamos al ámbito local de cada uno, al sector en que nos toque lidiar, entonces ya la broma puede ser de ciencia ficción. La semana pasada leíamos la noticia de que Amazon decide no instalar su centro logístico en Córdoba. Los motivos oficiales por los que no lo ha hecho los desconozco, ya que en prensa solo leímos que no se les había facilitado. Simplemente, eso no debía de haber pasado. Soy de los que piensa que a ese tipo de proyectos hay que tenderles puentes de plata; si no se le regala el suelo, pues casi, la verdad.

Hace poco le decía a un buen amigo "político" que la administración no puede ponerle trabas a quien se juega su patrimonio para crear un proyecto empresarial. Porque de ahí, por poco que sea, habrá pintores, asesores, imprenta, telefonía y otros mucho sectores que se beneficiarán. Y de ellos, otros. Y así en cadena. Pero si para pedir una licencia de obra o una licencia de actividad han de pasar meses, es imposible.

Solo pido que lo pongan mas facilito, que ya es bastante complicado crear una empresa y salir a buscar negocio, como para que tengamos problemas burocráticos. Porque "la noche es oscura y alberga horrores" -Melissandre (2ª Temporada GOT)-, pero la administración acojona aún más.

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2019 - 00:25 h
stats