Volando voy

La Señora y el Señor Juez tenían que tomar un vuelo de Ryanair. El motivo no viene a cuento. La cuestión es que días, semanas y meses antes no se podían quitar de la cabeza la ansiedad que le provocaba. Solo pensaban en frases negativas del tipo "si los tontos volaran, lo harían en Ryanair", "transporte de carne humana", o "la prueba más fehaciente de que el avión es el medio seguro está en Ryanair, que aterriza y despega cientos de veces a diario". Llegado el día, y ya en el aeropuerto, tienen que sufrir las nuevas melodías de Pablo Alborán, que las escupe desde un altavoz. El aeropuerto está medio vacío. Brian Eno publicó un disco llamado "Music for airports". El padre de la música ambient creó una obra de sonidos vaporosos y relajantes. Se podría hacer una ternera Cove de primera con el álbum.

El avión ahora está a punto de despegar. Aprietan sus rodillas con todas las fuerzas, pero con poco esfuerzo, contra el asiento delantero, para distraer con ese dolor el pavor del arranque. Se piden una cerveza, pero el precio está también por las nubes: cinco euros la minúscula lata. A la derecha de la Señora Juez hay un hombre aterrorizado. Guarda un gran parecido con Felix Baumgartner, aquél al que una bebida energética lanzó a la fama desde la estratosfera. Reza por que no sea él. No hay relajación hasta pasados treinta minutos, cuando el Lorazepan comienza a surtir sus efectos. Empieza entonces a sonar una banda sonora de SPACEROCK, ese movimiento caracterizado por guitarras y teclados con sonidos atmosféricos y tormentosos. Ritmo lento. Progresivo. Sus efectos secundarios son alucinógenos, pudiendo llegar a episodios de wah-wah y delay. Por allí pasan:

Sonic Boom: cuenta su leyenda que es un multimillonario que vive en un castillo en Gran Bretaña, y que se dedica a esto por hobbie. Lo vemos con una versión de los artesanos alemanes:

Spacemen 3. Su lema fue "tomar drogas para hacer música para tomar drogas para…":

Galaxie 500: fue una banda de rock o un modelo de coche Ford de los años sesenta.

The Flaming Lips: entre sus hitos, grabar un tema que dura 24 horas o sacar cuatro cedés pensados para sonar a la vez y reproducir como cuatro pistas. Su tema "Do you realize?" se ha declarado oficialmente himno del Estado de Oklahoma. Traducido al castellano por el Señor de la Calzada significa "¿Te das cuen?"

El avión aterriza sin incidentes. El Señor y la Señora Juez sienten unas ganas tremendas de dar un gran ósculo al suelo, recordando los morreos (de cuando aún estaban en el instituto) entre juanpablosegundo y la gravilla.

Etiquetas
Publicado el
9 de junio de 2013 - 08:00 h
stats