Doble cita con la historia en Cabra y Baena

La primera localidad acogerá este sábado una procesión extraordinaria con motivo del Año Jubilar de la archicofradía de la Virgen de la Sierra | La segunda, será escenario el domingo de una magna mariana con la que se conmemorará el 75 aniversario de la llegada de Nuestra Señora de las Angustias

En la memoria del cofrade cordobés perdura aún su experiencia del 27 de junio. Aquel día, con el calor muy presente, la capital vivió una de sus jornadas devocionales más emocionantes. Tuvo lugar entonces la "Regina Mater", que reunió en torno al primer templo de la Diócesis a 25 imágenes de Virgen coronadas. El 775 aniversario de la consagración al culto católico de la Mezquita-Catedral fue la razón, más que suficiente, para que la ciudad se convirtiera en escenario de un acontecimiento histórico. Como lo volverá a ser la provincia, al igual que meses atrás, este fin de semana. Será con una doble cita extraordinaria, en cualquiera de ambas sin precedentes, con una distancia espacial de apenas 30 kilómetros (en carretera) y temporal de sólo unas cuantas horas. Todo comienza a estar preparado en Cabra y Baena, localidades que sábado y domingo, respectivamente, vivirán sendas procesiones magnas. Ambas de enorme valor por cuanto significan y de gran calado no sólo en sus propios municipios sino en el resto de Andalucía, principalmente.

Apenas un día resta para que en Cabra llegue el que tan ansiado es. La espera, que deja tras de sí varios meses de trabajo y expectación, está a punto de terminar. Si bien en modo alguno ya acabó debido a los actos previos a la gran cita que tienen lugar desde este jueves. Con todo, será este sábado cuando la ciudad viva una jornada de la que no conoce precedentes y que por tanto supondrá un encuentro con su propia historia. Será entonces cuando parezca que hasta lo intangible se pueda tocar en la localidad de la Subbética, incluidos el sentimiento y la devoción. Especialmente en torno a su patrona y alcaldesa perpetua, que lo es desde 1958. Pues en honor a María Santísima de la Sierra -que el 27 de junio estuviera presente en la "Regina Mater" de la capital- es la celebración de la magna procesión que con motivo del Año Jubilar de su archicofradía tendrá lugar. Son diversas fechas las que se conmemoran en torno a la imagen: se cumplen 1.300 años de la ocultación de la imagen, 775 de su aparición y el décimo aniversario de su coronación canónica.

De esta forma, los egabrenses, así como todos cuantos no lo sean y se acerquen a la localidad, podrán ver en la calle, en un mismo día y con idéntico motivo, once pasos. Estos participarán de la Magna Jubilar en una jornada que además ofrecerá la ocasión de disfrutar de estampas inéditas. Como es el caso de la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud por las calles de Cabra. La talla, que será el gran estreno del día, fue bendecida el pasado domingo. Junto al titular de la hermandad de Rocío de Pasión estarán otros diez: Nuestra Señora del Socorro, Nuestro Padre Jesús en su Entrada en Jerusalén, el Señor de las Penas y de la Oración en el Huerto, Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna y Azotes, la imagen del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, Nuestro Padre Jesús de las Necesidades, la Virgen de la Caridad en un paso de misterio junto al Cristo de idéntica advocación de la iglesia San Juan de Dios y a San Juan y María Magdalena, el Cristo del Amor en su Traslado al Sepulcro, el Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad y Quinta Angustia.

Todos los pasos completarán el recorrido oficial por el orden del instante de la Pasión de Jesús que representan. Será dentro de este itinerario común cuando tenga lugar el encuentro con María Santísima de la Sierra, que se encontrará en un altar dispuesto para la cita ante la puerta principal de la parroquia de la Asunción y Ángeles. El acto estará presidido en todo momento por el Obispo de la Diócesis de Córdoba, Demetrio Fernández, y en ese instante, como es lógico, los titulares marcharán sin los sones de las formaciones musicales que les acompañarán en el camino inicial y en el de regreso a sus templos. La intensa jornada en Cabra tendrá su inicio a las 17:00, con las dos primeras salidas, y concluirá entrada la madrugada del domingo, a la 1:30.

Baena, en torno a la Virgen de las Angustias

Justo cuando finalice la señalada procesión extraordinaria en Cabra será ya el día en el que Baena respire aroma cofrade en su plenitud. Pues el domingo llegará el turno de la Magna Mariana en la localidad del Guadajoz y la Campiña Este. Al igual que en el caso egabrense, esta cita no cuenta con precedentes en la aceitera ciudad, que de esta forma vivirá también una jornada histórica. Lo será con motivo del 75 aniversario de la llegada al municipio de la imagen de Nuestra Señora de las Angustias, titular de la cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima. Fue un 18 de septiembre de 1940 cuando tuvo lugar aquel hecho y de ahí que desde entonces el presente mes lo sea en tierras baeneras el de la talla, aunque en este caso lo resultará de manera especial.

Del mismo modo que sucederá en Cabra, Baena disfrutará sólo unas horas después, menos de 24 -y de 12- de una procesión extraordinaria que reunirá en sus calles a siete titulares de sus hermandades -alguna de Gloria-. Será en honor a la Virgen de las Angustias y también estará presente el estandarte de la corporación de la patrona de la localidad, Nuestra Señora de Guadalupe. Será precisamente esta representación la que abra el cortejo en lo que a las cofradías participantes se refiere y tras ella irán seis imágenes además de la que será gran protagonista, que cerrará la comitiva. Éstas serán: Nuestra Señora de la Cabeza, Santa María del Amor, la Virgen de los Dolores (de la hermandad de Jesús Nazareno), Santa María de Albendín, Nuestra Señora del Rosario y la Virgen de la Soledad.

Si bien los actos en relación al magno acontecimiento comenzaron este jueves, con el traslado de imágenes a la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, no será hasta el domingo cuando Baena disfrute de una cita con su propia historia. La celebración arrancará a primera hora de la mañana con actos en honor a la Virgen de las Angustias, pero será a las 18:30 cuando tenga lugar el desfile procesional. Éste se iniciará después del recibimiento a las autoridades civiles y del acto que ante la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe presidirá el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. El templo será punto de partida y final de la salida extraordinaria, que culminará con la quema de un castillo de fuegos y la posterior entrada en la iglesia de todas las tallas.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2015 - 18:54 h