Un bronce para progresar

La selección cordobesa infantil de baloncesto recupera un sitio en el podio del Campeonato de Andalucía celebrado en Montilla | La generación de 2001 continúa su maduración

Córdoba vuelve al podio en el Campeonato de Andalucía de Selecciones en categoría infantil. Después del quinto puesto de la edición anterior, la generación del 2001 alzó la voz para conquistar una medalla de bronce que refrenda la progresión de un grupo con talento y ambición. Tiene tanta que le supo a poco el logro conseguido. El sistema de competición, que colocaba a Málaga -el campeón y gran favorito- en el camino de Córdoba en la fase de grupos, convertía el acceso a la final en una tarea casi utópica. Con una concentración de jugadores de primer nivel -entre los que se encontraba el cordobés Lucas Muñoz, también de 2001-, Málaga destrozó a todos sus adversarios por diferencias de 50 puntos. Sólo encontró oposición en Córdoba, que no pudo remontar un irregular primer cuarto y llegó a ganar en el último, para terminar cayendo por 22 puntos (81-59). Ese resultado dejó a los chicos de Luis Requena en segundo puesto del grupo, lo que les valió para pelear por el tercer puesto frente a Huelva. Ganaron y pudieron disfrutar de un final con sonrisas, aunque con la sensación de haber podido dar un paso más. Habrá nuevas oportunidades en el futuro.

El camino de Córdoba se inició con paso firme. Derrotó sin paliativos a Granada, que sólo aguantó el primer cuarto, con un marcador contundente de 86-36. La intensidad defensiva y la variedad de argumentos en ataque sirvió para dejar patente la superioridad de los anfitriones. En la segunda cita llegó el duelo con Málaga, en el que siempre dieron la cara los cordobeses a pesar de que los de la Costa del Sol, con su jugador Golden Dike en plan estelar, lograron una buena renta a favor en el primer cuarto. El resto del partido estuvo más equilibrado, pero todo ese esfuerzo resultó insuficiente para derribar al combinado malagueño. Vencer en el tercer partido era imprescindible para entrar en la lucha por las medallas y Córdoba no falló: 106-58 contra Almería.

En el encuentro por el tercer y cuarto puesto la selección de Córdoba se impuso a Huelva en un partido que tuvo emoción al principio, pues los onubenses estuvieron acertados en el tiro exterior y no dieron su brazo a torcer. Sin embargo, Córdoba fue un auténtico vendaval en el tercer cuarto y dejó la contienda totalmente decidida. El buen papel de jugadores como Fernando Gracia, Antonio Bioque o Julio Cerezo, los chicos con más experiencia en partidos de alto nivel, fue fundamental en una selección que brilló por el juego colectivo y la aportación de todos sus componentes. El resultado de 97-58 otorgó a los locales la tercera posición final en un Campeonato de Andalucía que registró un buen nivel general. Málaga terminó como campeona al aplastar en la gran final a Sevilla (108-62). Los hispalenses venían de haber vencido en la fase de grupos a Cádiz, Huelva y Jaén.

Luis Requena, José Antonio Ortiz y Alejandro López formaron el cuadro técnico de una selección de 12 jugadores integrada por Andrés López, Antonio Alberto Bioque y Antonio Jurado (Alto Guadalquivir), Juan Manuel Gómez, Roberto Merino, Fernando Gracia y Quique de Toro (Bball Córdoba) y Francisco Javier Carabia, Javier Osuna, Gonzalo Bolaños, Julio Cerezo y Francisco Martín (Virgen del Carmen).

Etiquetas
Publicado el
4 de noviembre de 2014 - 23:12 h
stats