Mundo indómito

"Vivimos en una jungla de depredadores"

           (Francisco Martínez Claus. Presidente de Facua Córdoba)  

¿Un zoólogo? ¿Un naturalista? ¿Un biólogo? ¿Un primatólogo? No señor. Quien pronuncia esta frase inquietante no es Félix Rodríguez de la Fuente ni su objeto de estudio es el mundo salvaje. Vivimos en una jungla de depredadores y no estamos en el Amazonas. Al menos, no en sentido estricto. En la selva usted divisa un león y sabe que el león constituye una amenaza inminente. Divisa una anaconda y sabe que la anaconda puede digerirlo de una pieza y regurgitar su columna vertebral una semana más tarde. Divisa un cocodrilo y sabe que el cocodrilo se puede zampar su pierna izquierda de un bocado.

Aquí, en cambio, camina usted por la calle con la tranquilidad de un transeúnte y cualquier tipo enchaquetado puede agarrarlo por las preferentes y dejarlo desangrado sobre el acerado. La vida en el mundo civilizado es aparentemente civilizada. Luego, a la hora de la verdad, cualquier operadora de telefonía puede hacerte el truco de la bolita. Te enseña la bolita, la mueve entre los cubiletes y finalmente te llega una factura por el triple del precio pactado a casa.

¿Puede un estafador de telefonía campar a sus anchas por la ciudad? Naturalmente que puede. De hecho, el mercado está lleno de leopardos que destripan impunemente a sus víctimas. ¿Hace el Gobierno algo por evitarlo? No. No hace nada por evitarlo. Es más: hay días en que algunos ministros se sientan en el consejo de administración de alguna de estas compañías salvajes. De la factura de la luz, ya le hablamos otro día.

Pues bien: el señor Martínez Claus no es Félix Rodríguez de la Fuente. Es presidente de una asociación de consumidores y el retrato que hace de la jungla en que vivimos es la hostia en verso. Pero no se desanime. Que como coja un poquito de depresión vienen las farmacéuticas y le chupan la sangre. Y eso sí que no se lo aconsejamos.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2016 - 02:48 h
stats