Matonismo de barrio

"Porque no me sale de los huevos"

           (Carlos González. Presidente del Córdoba CF)  

Este tipo de sujetos no serían nada si nosotros, los periodistas, no les ofreciéramos

escaparate y les proporcionáramos munición para sus macarradas. Así desnudos, sin el pedestal de una página de prensa, apenas serían un chusco pavo real de cafetería. Sus bravuconadas se diluirían en un carajillo y tan solo tendrían capacidad para estallar en un metro cuadrado a la redonda.

Pero aquí estamos nosotros, los periodistas, para rescatarlos de su insignificancia y elevarlos a la categoría de agitadores públicos. Y no me entiendan mal. Yo también hubiera entrevistado al sujeto. De hecho, llevo media vida en el oficio. Eso sí: no tan magistralmente como hicieron la semana pasada Alfonso Alba y Paco Merino. La entrevista es un catálogo de cochambre y matonismo de barrio. El retrato de una España sórdida que aún sobrevive en ciertos resortes de poder.

Hoy hemos catapultado al señor González como ayer promocionamos al señor Gómez y antes de ayer al señor Gil. Y así vamos contaminando la atmósfera de gases tóxicos, bajezas humanas y testosterona barata. Como la que tienen en el entrecomillado repetido hasta la zafiedad por este referente social que preside hoy el Córdoba CF.

Etiquetas
Publicado el
21 de mayo de 2016 - 03:03 h