Deconstrucción del cargo

 

"Me voy con las gafas de perspectiva de género puestas

(Eva Pedraza. Ex concejala de Mujer e Igualdad)

Hasta ahora habíamos visto a políticos que venían a la cosa pública para aportar su visión del mundo sobre el departamento correspondiente. El ministro Montoro, por ejemplo, tomó posesión de su despacho con la podadora en la mano y un mandato de la Merkel que cumplir escrupulosamente. Perfecto. A usted el plan le puede gustar más o le puede gustar menos pero el titular de Hacienda se sentó en su escritorio con un programa concreto debajo del brazo.

Hasta ahí todo perfecto. Ahora llega, en cambio, la señora Pedraza con la cartera vacía y el programa por escribir, y toma posesión de su cargo de concejala de Mujer e Igualdad para ver si saca algo en claro de su mandato. No lo decimos nosotros: lo acaba de anunciar la propia cesante con la frase que tienen ustedes arriba. Una frase descarnada y sin paños calientes, por cierto. Por ahí, la ex concejala está abriendo un camino sin precedentes en la función pública que podríamos tildar de deconstrucción del cargo. Es decir, usted acepta una cartera ministerial o un acta de parlamentario y lo hace con un proyecto hueco y un plan por diseñar. Que luego, poco a poco, tacita a tacita, ya irá rellenando el proyecto y dándole forma al plan hasta salir del ministerio o del escaño con una idea clara de lo que debía haber hecho cuando entró en el despacho por primera vez.

La señora Pedraza se va con las gafas de la perspectiva de género puestas. Quiere eso decir que cuando llegó a la concejalía de Mujer e Igualdad ni siquiera llevaba las antiparras en el bolso. Concluyamos, por tanto, que quizás con la llegada de la señora Pedraza a su departamento no ganamos una concejala solvente en la materia pero que ahora con su salida sí obtenemos una nueva ciudadana para la causa de la igualdad. Menos da una piedra

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2013 - 02:10 h