Acto de contrición

"IU se ha entregado a cambio de cargos"

           (Rosa Aguilar. Consejera de Cultura)  

Bien mirado, estamos ante un insólito ejercicio de autocrítica. Alguien que tiene la gallardía de admitir sus propios errores proyectados en el espejo de otros. Recapitulemos: la propietaria del entrecomillado que tienen ustedes ahí arriba se acostó la noche del 29 de abril de 2009 como alcaldesa de Córdoba bajo el paraguas político de IU y se levantó la mañana del día siguiente como consejera de la Junta de Andalucía bajo el paraguas político del PSOE.

Han transcurrido 7 años, un mes y doce días. En ese tiempo, hay margen suficiente para corregir errores y digerir sapos. A la señora Aguilar le parece mal entregarse a cambio de cargos. Lo acaba de declarar en lo que podría ser un acto de contrición muy poco frecuente en el mercado de la representación pública. Se plantó ante las cámaras de la televisión pública andaluza, frunció el ceño como se hace en los momentos solemnes y admitió sin rodeos que entregarse a precio de saldo no es algo de lo que uno pueda enorgullecerse.

Que haya utilizado el espejo de otros para hacer examen de conciencia y propósito de enmienda es un pecado venial comparado con la grandeza de su gesto. Nuestra sincera enhorabuena.

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2016 - 09:40 h
stats